Tras conocer la diferencia entre el humo y el vapor, para los futuros usuarios de cigarrillos electrónicos queda la decisión personal de seguir fumando tabaco, vapear con su e-cigarro, o bien no hacer ninguna de las dos cosas como hacemos en el equipo de InfoVap.
¿Humo o vapor?
Humo
"El humo es una suspensión en el aire de pequeñas partículas sólidas que resultan de la combustión incompleta de un combustible. Es un subproducto no deseado de la combustión, producido en fogatas, brasas, motores de gasolina y diésel. Cuando una combustión es correcta y completa, los únicos subproductos son agua, dióxido de carbono y compuestos de diversos elementos….. El humo mata por intoxicación debido a sus componentes tóxicos, como el monóxido de carbono y las pequeñas partículas sólidas que taponan los alveolos pulmonares y asfixian a la víctima. El humo puede contener varias partículas carcinógenas y provocar cáncer después de largo tiempo…."

Cuando fumamos tabaco estamos inhalando humo de la combustión de una planta vegetal como el tabaco envuelta en papel y con sus aditivos correspondientes , por tanto inhalamos partículas en suspensión con todos los componentes que lleva esta combustión y que al margen de generar monóxido de carbono en la combustión provoca mas de 2000 sustancias de reconocido efecto perjudicial y cancerígeno cuando esta exposición es prolongada y crónica.

Vapor
"El estado de vapor es la fase gaseosa de una sustancia cuando ésta se encuentra por debajo de su temperatura crítica (el estado de vapor es un estado de agregación de la materia en el que las moléculas interaccionan sólo débilmente entre sí, sin formar enlaces moleculares adoptando la forma y el volumen del recipiente que las contiene y tendiendo a separarse, esto es, expandirse, todo lo posible."

¿Fumar o vapear?
Fumar. No es difícil diferenciar lo que es fumar respecto a vapear, según estas definiciones. Cuando fumamos tabaco convencional inhalamos partículas de humo con la intensidad y duración que la forma de fumar origine, esto es intensidad de la inhalación y duración de la misma lo que coloquialmente se denomina “fumar bocanada a pecho”. Pero además de la corriente principal que del cigarrillo hacia los pulmones del fumador, existe una segunda corriente llamada secundaria que es la que provoca la contaminación ambiental en los alrededores del fumador y que hoy sabemos origina el tabaquismo pasivo con sus efectos perjudiciales sobre el no fumador expuesto, y lo que ha originado la reciente prohibición de fumar por ley en lugares públicos.

Vapear es el término que se esta utilizando para definir a el acto de inhalar vapor de un dispositivo electrónico que lo genere como puede ser un cigarrillo electrónico, asi lo asumimos en general, pero se podría vapear desde cualquier fuente que genera vapores, quien no recuerda los vapores mentolados de nuestras abuelas, o ha visto la nube de vapor de un baño turco de un spa y en el gimnasio de nuestro barrio.

Desde un punto de vista sanitario estamos en condiciones de afirmar que vapear un vapor limpio de impurezas y poco contaminado químicamente, seria mucho menos perjudicial que inhalar humo de combustión. Y desde el punto de vista ambiental, el vapor es menos contaminante para nuestro medio ambiente inmediato, lo que abre el debate a si estos dispositivos se pueden usar o no en lugares cerrados. Que tengamos constancia aun no esta prohibido el vapor de nuestras duchas, ni en lugares públicos al efecto como gimnasios, saunas, termas etc, no obstante todo esto exige una reglamentación porque el inocuo vapor de agua puede no serlo según que sustancia lleve diluida o si se contamina de gérmenes en aerosol (legionelas por ejemplo). No es previsible que un e-cigarro se contamine de gérmenes con facilidad en atención a las temperaturas que alcanza el atomizador, pero otro tema seria certificar la inocuidad de un vapor mezclado con otras sustancias.